Arrugas

Según dónde se sitúen las Arrugas obedecen a distintas causas y merecen un tratamiento u otro. La Academia Española de Dermatología y Venereología afirma que en primer lugar, «están las arrugas por pérdida de hidratación», que se sitúan en la capa más superficial de la epidermis y en áreas alejadas de la zona T (frente, nariz y barbilla), donde las glándulas grasas combaten la sequedad. «Esta deshidratación se puede deber a la edad, pero también obedece a factores físicos y químicos, como la exposición al frío, la sequedad ambiental, la contaminación… Son arrugas que mejoran muy rápidamente con cosméticos que restauren la capa lipídica [una buena hidratante] o, evitando los factores externos que las ocasionaron».

Les siguen las arrugas a nivel profundo, en la dermis, que es donde se encuentran las famosas fibras de colágeno. «Su pérdida se produce desde que nacemos, pero hay factores externos que la aceleran, como la radiación solar y el tabaco. La reducción del espesor de la capa de colágeno provoca esas arrugas finas que dan un aspecto apergaminado a la piel». Restablecerlo es uno de los grandes retos de la dermatología estética.

Están las famosas arrugas de expresión (patas de gallo, frente…), relacionadas con los movimientos musculares. Con estas, hay evidencia de que funcionan la toxina botulínica, ultrasonidos, radiofrecuencia y ácido hialurónico. Finalmente, existe un tipo de arruga propio de edades avanzadas, que tiene que ver con la modificación de huesos y estructura facial, como el hundimiento de la zona de alrededor de la nariz, ácido hialurónico muy específico de gran consistencia ayudan a mitigarlas.

Mostrando 1–12 de 80 resultados

Carrito de compra
Scroll al inicio